Limpia tus cristales como un profesional

Limpia tus cristales como un profesional

Limpiar los critales de nuestro hogar u oficina es algo que nos cuesta mucho trabajo para realizar y además es una tarea bastante demandante, ya que es una parte de la casa que se ensucia muy menudo por su exposición a la contaminación y la suciedad del exterior, es un gasto de dinero a la hora de comprar productos diferentes para esta labor

Es por ello que queremos compartirte algunos trucos caseros que te harán la vida más fácil a la hora de afrontar la limpieza de las ventanas de tu hogar. ¡Logra unos cristales limpios, brillantes e impecables!

 

Solución limpiadora.

Para lograr una fórmula limpiadora eficaz, mezcla una parte de vinagre blanco con otras tres de agua caliente, y mézclalo a conciencia. Para que no huela mucho a vinagre, puedes añadir unas gotas de limón.

Otro limpiador eficaz se consigue con la mezcla de 2 tazas de agua, 3 cucharadas de vinagre blanco y media cucharadita de detergente líquido. Estas mezclas las introduces en un spray y podrás limpiar las ventanas sin gasto alguno.

 

Filtro de café.

Los trapos muchas veces nos pueden jugar una mala pasada al momento de pasarlo por el cristal, aprovecha los filtros del café para limpiar los cristales para evitar rayones y manchas.

 

Día nublado

Las soluciones que eches a los cristales deben estar un tiempo para atrapar toda la suciedad, por lo tanto, elige siempre un día nublado para limpiar las ventanas. Si el día es muy soleado puede provocar que la solución se evapore antes de tiempo y puede dejar marcas muy antiestéticas.

 

Papel periódico.

Otra forma de limpiar las ventanas sin rayarlas es usar papel de periódico viejo, nunca nuevo ya que la tinta puede manchas. El papel es un truco milagroso ya que con él podrás frotar sin miedo a rayar los cristales. Además, el periódico dejará una pequeña capa invisible que hará tus cristales más resistentes a la suciedad.

 

Limpia de arriba abajo

Para ventanas extremadamente sucias, lo mejor es usar una esponja porosa y limpiar desde la parte de arriba hasta la de abajo para evitar el goteo del agua. Un paño de microfibra ayudará a pulir el vidrio cuando éste esté seco, con cuidado de que no suelte pelusa que pueda quedar pegada al cristal.

 

Por fuera y por dentro.

Otro pequeño truco es limpiar los cristales interiores, dentro de la casa, con movimientos horizontales, y el vidrio exterior con movimientos verticales. Así, si te quedan marcas o rayas, sabrás que lado tienes que repasar sin volverte loco buscando el origen de la marca.

 

Conclusión.

La limpieza de tus cristales puede ser una labor muy tediosa si no la sabemos hacer, estos son algunos trucos caseros recuerda que también existen diferentes productos en el mercado que suelen ser la solución para dejar de batallar con tus cristales y hacer una limpieza de los mismos más efectiva esperamos que estos tips te sean de gran ayuda.